Finalizó el plazo de renovación de credencial del INE

El 15 de enero de 2017 venció el periodo en el cual cualquier ciudadano podía renovar su credencial para votar con fotografía expedida por el Instituto Nacional Electoral (INE). Esto quiere decir que las personas que cuenten con una credencial que ya haya vencido o que no hayan completado este trámite a tiempo, no podrán participar de manera activa en las próximas elecciones en México de carácter intermedio que se tienen planeadas para mediados de este año.

Esta “finalización” del periodo en el que las personas pueden inscribirse al padrón electoral, se realiza con el fin de actualizar el padrón electoral, para que así las listas nominales se impriman y se repartan en cada una de las regiones del país en donde se realizarán los comicios.

Finalizó el plazo de renovación de credencial del INE

De acuerdo con diversos reportes de medios de comunicación, se pudo constatar que la afluencia de personas en las oficinas del INE en estos últimos días, fue relativamente poca, pues por fortuna muchísima gente ya cuenta con la credencial actualizada.

No podemos dejar de puntualizar el hecho de que ahora los ciudadanos tienen la oportunidad de elegir si desean que en este documento con validez oficial aparezca la calle y número de su domicilio o bien prefieren que esa información se mantenga oculta, sobre todo por cuestiones de seguridad.

Los módulos estuvieron abiertos hasta las 12:00 de la noche de ayer domingo, es decir, en horario extemporáneo para garantizar que todo aquel individuo que quisiera acercarse a renovar su “tarjeta de votación”, lo pudiera hacer a la brevedad posible.

Por último, les recordamos que a partir del próximo mes las personas podrán continuar dándose de alta en el padrón electoral del estado donde residan. No obstante, serán incapaces de ejercer su voto durante los comicios del mes de julio, pues sus nombres se incluirán en la lista para las votaciones federales de 2018.

Los partidos políticos siguen sin “programa de austeridad”

A lo largo de los últimos días, en la República Mexicana se ha vivido un clima de violencia incertidumbre derivado del alza de los energéticos (sobre todo en el caso de la gasolina y el diesel).

Es por esta razón que el Gobierno Federal, así como algunas gubernaturas estatales han fijado un plan de austeridad, para reducir en la medida de lo posible el gasto público y así aplicar algunos de esos recursos a mantener activos programas sociales.

Los partidos políticos siguen sin "programa de austeridad"

Sin embargo, los partidos políticos aún no han fijado una postura concreta al respecto. Es decir, sus dirigentes han preferido guardar silencio al respecto de este tema, seguramente aguardando a que “las aguas vuelvan a su nivel”.

En la actualidad las leyes electorales establecen que entre mayor sea el número de votantes registrados en el Instituto Nacional Electoral, es decir, que cuenten con credencial vigente, mayor será el monto de recursos económicos que se repartirá entre los distintos partidos políticos que participen activamente en los procesos de elecciones en México.

Lógicamente las organizaciones políticas recibirán mayor o menor cantidad de dinero, dependiendo de los resultados electorales que hayan obtenido en la jornada inmediata anterior.

Tan sólo en 2017 se tiene contemplado que la bolsa que repartirá el INE sea superior a los tres mil novecientos millones de pesos.

Por su parte, el gobierno encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, ya anunció que como parte de su programa de protección a la economía de las familias mexicanas, los funcionarios de su gobierno verán disminuido su salario en un 10%. Cabe destacar que esta condición sólo aplicará para los funcionarios de alto rango.

El 16 de enero del año en curso se decidirá si los diputados también reducen algunos de sus gastos. Por ejemplo, la Junta de Coordinación Política ya avisó que de darse esta situación, se reduciría el monto de recursos destinado a vales de despensa o viajes. Se espera que algo similar ocurra en la Cámara de Senadores.

Nuevas disposiciones del INE permitirán imparcialidad en elecciones

El Instituto Nacional Electoral (conocido por sus siglas como INE) ha aprobado en fechas recientes una serie de mecanismos e instrumentos que evitarán que las personas que ejerzan su voto en las elecciones en México locales de este año se sientan intimidadas por presiones de los partidos políticos.

Dicho de otra manera, ninguna institución política podrá obligar a los ciudadanos a votar por el candidato que hayan postulado a un cargo de elección popular. En este año, algunas de las entidades que celebrarán elecciones serán: Nayarit, Veracruz, Coahuila y el Estado de México.

Nuevas disposiciones del INE permitirán imparcialidad en elecciones

Se vigilará estrechamente que los partidos políticos no repartan recursos ni bienes de ninguna especie a sus simpatizantes, con el fin de obtener un mayor número de sufragios en la elección.

También se evitará que se haga uso de capital procedente de programas sociales (locales o federales) para incentivar a la gente a votar por una determinada opción.

Si bien es cierto que desde su creación el Instituto Federal Electoral (ahora INE) ha sentado nuevas bases para permitir el desarrollo de la democracia, no se ha podido erradicar del todo el tema de la corrupción y de los delitos electorales.

Por eso en este 2017 lo que se desea es que la coacción e inducción del voto desaparezcan por completo, con el fin de que los comicios se celebren de acuerdo a lo previsto en las leyes electorales. Es decir que el ciudadano sea total y absolutamente libre de escoger la opción política que más se adapte a su manera de pensar.

Otra de las estrategias que plantea el INE para generar un clima de equidad consiste en la asignación de fechas concretas en las que se puede empezar a difundir la propaganda electoral en este 2017.

Los carteles serán revisados por las autoridades electorales, a fin de que estos cumplan lo dispuesto en los reglamentos vigentes.

Casos en los que se debe renovar la credencial del INE

La credencial para votar con fotografía expedida por el Instituto Nacional Electoral es el principal instrumento que tenemos los mexicanos para identificarnos tanto con un particular como con una institución pública, debido a que este documento no solamente cuenta con nuestros datos personales, sino que también tiene una fotografía a color y hasta nuestra huella digital.

Tal y como su nombre lo indica, el uso principal que se le da a esta credencial es durante el periodo de elecciones en México, pues con ella podemos acudir a la casilla que nos corresponda y así emitir nuestro sufragio en tiempo y forma.

Casos en los que se debe renovar la credencial del INE

Sin embargo, he escuchado que no muchos saben cuáles son los escenarios en los que pueden renovar la credencial para votar con fotografía. Si tú perteneces a ese grupo de personas, no debes despegar la vista de tu pantalla, puesto que en los siguientes párrafos enumeraremos claramente cada uno de ellos.

– Cuando hay un error en la captura de nuestros datos personales. Al llegar al módulo el asesor que te atiende te pide un documento de identidad para cotejar la información y así generar tu credencial del INE (Pasaporte, cartilla del servicio nacional militar, acta de nacimiento etc.) No obstante, en ocasiones puede suceder que alguno de tus nombres o tus apellidos queden mal escritos. En este caso, debes pedir una reposición.

– Cambio de domicilio Si te mudas a otra casa, es importante que se lo avises al INE y vayas por una nueva credencial, ya que de esta manera se designará el nuevo número de casilla al que debes acudir durante el periodo electoral.

– Reposición por robo y/o extravío/expiración Si pierdes o te roban tu credencial del INE, tendrás que visitar tu modelo más cercano y solicitar una reposición. Haz lo mismo en el momento en el que se llegue la fecha de vencimiento del plástico. Esta puede ser verificada en el anverso de la credencial. (La vigencia de este documento es de 10 años).

El 2017 año decisivo para AMLO pues se acercan las elecciones


Andrés Manuel López Obrador es un político venerado y odiado al mismo tiempo por gran parte de la población. En lo que se refiere a los grupos que componen a la inversión privada del país, AMLO siempre ha sido visto como una amenaza, puesto que sus políticas plantean un cambio de 180° en el rumbo del país.

Por ejemplo, se dice que si llegara a ocupar la “silla presidencial” muchas de las reformas en materia energética que han sido aprobadas en los últimos tiempos, tendrían que revertirse casi de inmediato pues éstas afectan a la mayor parte de la población.

El discurso del político tabasqueño ha ido transformándose poco a poco, sin dejar de lado tintes de izquierda. De hecho, su principal bandera de campaña para las elecciones en México de 2018 es la de acabar de una vez por todas con la corrupción en México.

De momento el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no tiene ningún prospecto para lanzarlo como precandidato, ya que la militancia ha decidido esperar hasta que se realicen las elecciones para elegir gobernador en el Estado de México durante este año y así saber si dicha organización política sale triunfadora en esos comicios o pierde una importante plaza.

Por su parte el Partido Acción Nacional (PAN) también se encuentra dilucidando quién sería el mejor contendiente para tratar de regresar a los Pinos el año que entra. Muchos apuntan a que la mejor opción es la señora Margarita Zavala (esposa del ex mandatario Felipe Calderón), aunque algunos panistas aseguran que una alternativa más “fresca” sería la de designar a Ricardo Anaya, quien actualmente ostenta el cargo de dirigente nacional de esa agrupación.

En resumidas cuentas, pensamos que en repunte de la aceptación del discurso pronunciado por Andrés Manuel López Obrador se debe a que en sus intervenciones públicas, el oriundo de Macuspana dice lo que la gente quiere escuchar. Es decir, las promesas de campaña que verdaderamente beneficiarían al grueso de la población y no sólo a unos cuantos.

Así es que si AMLO gana las elecciones, esperemos que no todo se quede en meras palabras.

Las elecciones en México y los retos a superar en 2017


El 20 de enero del presente año, el Presidente Electo Donald Trump asumirá la presidencia en los Estados Unidos de América. Eso significa que desde ese momento, el gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto, tendrá que tomar una serie de nuevas medidas para que las nuevas políticas del país vecino, no tengan tanto impacto en nuestro territorio.

Se espera que sean deportados millones de mexicanos indocumentados (aunque algunos de ellos no cuenten con historial delictivo). Otro de los problemas que seguramente se discutirán antes de que se lleven a cabo las elecciones en México es la renegociación del TLCAN, en donde no solamente Estados Unidos y México se verán involucrados, sino también Canadá.

Por otro lado, para los residentes de la Ciudad de México, les recordamos que el último día de este mes, se presentará al fin la primera constitución política de esta nueva entidad federativa.

En este documento local tendrán que venir reflejadas las nuevas normas que deberán acatar los ciudadanos, así como los derechos que les correspondan. Se prevé que paulatinamente las delegaciones del otrora “Distrito Federal” se conviertan poco a poco en alcaldías.

Iniciando el mes de febrero, el gobierno del Estado de Puebla cambiará de manos, aunque no de partido político, pues el candidato triunfador también pertenece al PAN. Se comenta que Rafael Moreno buscará convertirse en el candidato oficial del blanquiazul para los comicios a celebrarse en el 2018.

Otra celebración que no debe dejarse de lado es la que ocurrirá el 5 de febrero, ya que en esa fecha la Construcción Política de los Estados Unidos Mexicanos (también conocida como Carta Magna) cumplirá nada más y nada menos que un centenar de haber sido promulgada.

Se espera que los poderes de la unión (ejecutivo, legislativo y judicial) lleven a cabo una serie de eventos solemnes en donde se le rendirá un merecido tributo al compendio de leyes más importante del territorio nacional .

El Banco Mundial estima un decrecimiento en México en año electoral


De acuerdo con las estimaciones del Banco Mundial se calcula que México crecerá durante este 2017 1.8%, cifra que es menor a la que se pensaba durante el último trimestre del año pasado.

Los analistas dicen que esto tiene relación directa con la victoria del candidato republicano en las pasadas elecciones celebradas en Estados Unidos. Estas estimaciones de crecimiento son mucho menores a las que le otorgan a México otros órganos internacionales como por ejemplo el Fondo Monetario Internacional, ya que éstos aseguran que la nación azteca podría alcanzar niveles superiores a los dos puntos porcentuales.

Y es que en estos momentos se vive una gran “incertidumbre”, debido a que no se sabe cómo van a reaccionar las empresas norteamericanas que operan en nuestro país, después de que Donald Trump tome posesión del cargo.

Hace pocos días, el gobierno entrante de Estados Unidos anunciaba que impondrá un impuesto a los artículos que se produzcan fuera de sus fronteras pero que al mismo tiempo se deseen vender allá. Sin ir más lejos, la armadora Ford canceló un proyecto de inversión superior a los $1,500,000,000 en tierras aztecas, cuestión que impactará de manera desfavorable a los habitantes de la República mexicana .

A esto hay que sumarle la indecisión de los electores durante los comicios de este año y del que viene, periodo de elecciones en México en donde los individuos mayores de 18 años (residentes en el país o en el extranjero) que cuenten con la nacionalidad mexicana elegirán al próximo jefe del Poder Ejecutivo Federal.

Otro factor que ya está impactando a la economía es el alza de precios en lo que se refiere a la energía eléctrica y los combustibles derivados del petróleo. Para revertir este panorama, sería necesario que las autoridades propongan nuevas estrategias que ayuden a evitar que la moneda nacional se siga devaluando (Hoy en día el dólar americano se cotiza a más de $21.50).

El INE se encuentra listo para la optimización de sus recursos


En rueda de prensa el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) anunció a diversos medios de comunicación los planes que se pondrán en marcha con el objetivo de reducir los gastos de este organismo autónomo y así propiciar una mayor optimización de los recursos.

Primeramente, se dijo que de momento quedan suspendidos los planes de ampliación/construcción de las nuevas oficinas del Instituto, mismas que se iban a construir al sur de la CDMX durante este año.

Asimismo, ese dinero (aproximadamente cincuenta millones de dólares) será devuelto al gobierno para que éste lo destine a las áreas que requieran mayor atención.

También se precisó que el sueldo de todas las personas que integran al INE, bajará un 10%, pues se argumentó que estamos en un momento en el que “todos debemos apretarnos el cinturón”.

Tal vez por eso, se indicó que a partir de este año los funcionarios se harán cargo de pagar sus tarifas referentes a telefonía móvil. Cabe señalar que en el pasado este concepto era totalmente sufragado con recursos públicos.

Por otra parte, los reportes del dinero que recibe y reparte el INE, ya sea para proveer todo el material necesario para que se lleven a cabo las elecciones en México (intermedias o federales) o para capacitar a los funcionarios de casilla, podrán ser consultados por cualquier persona vía Internet de manera trimestral.

Con ese tipo de mecanismos se genera certidumbre en el electorado, quienes pueden confiar plenamente en el Instituto Nacional Electoral.

Finalmente se aclaró que debido a la polémica que ha surgido con respecto al “gasolinazo”, las personas que laboran al interior de esta institución, no recibirán ningún ajuste en lo referente a los vales de gasolina que se les otorgan periódicamente.

En otras palabras, quienes se excedan del capital destinado para llenar los tanques de los vehículos oficiales, se verán obligados a pagar la gasolina “de bolsillo”.

Los inversionistas se mantienen expectantes aguardando las elecciones en México


Las personas y empresas que están dispuestas a invertir en México, se encuentran a la espera de que ocurran dos acontecimientos importantes. El primero de ellos es el día en el que entre en funciones el gobierno norteamericano encabezado por el magnate Donald Trump, ya que durante su campaña aseguró que impondría severas medidas para evitar que los migrantes enviaran dinero a nuestro país, así como otras políticas que pueden afectar a la economía nacional, como la deportación masiva de paisanos.

Por otra parte, el panorama que se tiene para las próximas elecciones en México en el 2018 aún no se ha definido, puesto que ninguno de los partidos contendientes ha nombrado a alguno de sus militantes como “Presidenciable”.

Otros componentes que preocupan a los empresarios son los ajustes que recientemente ha llevado a cabo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público aumentando el monto de las tasas de interés impuestas por el Banco de México.

También a partir del año que entra comenzarán a operar nuevos ajustes y reformas en Pemex. Esto tiene relación directa con la fluctuación en cuanto al precio del petróleo.

A partir del próximo año el precio de la gasolina estará liberado. Lo anterior únicamente tiene una lectura; En el momento en el que los precios de compra del combustible aumenten, también lo hará el costo que tendrá que pagar el consumidor. Por el contrario, cuando haya una reducción en el precio de los petroquímicos, también los ciudadanos pagarán menos.

Esto abre la posibilidad a que se eliminen los “gasolinazos” aunque ahora los aumentos en el precio tanto de la gasolina magna como de la premium podrían variar cada semana. No hay que olvidar que la Secretaría de Hacienda toma su parámetro de referencia, fijándose en los valores que tiene el combustible en la región de la “Costa del Golfo”.

De igual forma, habrá ciertos lugares de la República mexicana en los que los precios de la gasolina continúen sin liberarse, sobre todo en las zonas de la frontera, ya que es ahí en donde los ciudadanos tendrían la oportunidad de conseguir una mejor oferta cruzando la frontera.

Sin alejarnos del tema político, otro factor que puede convertirse en decisivo en los próximos comicios para renovar al Poder Ejecutivo es la presencia de Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), más que nada porque su modelo de gobierno sería completamente opuesto al que tenemos actualmente, cambiando radicalmente las políticas y programas sociales.

Al vivir dentro de una “aldea global” México debe estar al pendiente de todos los fenómenos que ocurran a su alrededor, ya que estos afectan a los principales mercados financieros del mundo y por tanto también golpean indirectamente a nuestra economía.

Por su parte, los analistas esperan que el próximo año en México haya un crecimiento al menos del 2%. Aunque esto siempre y cuando será posible, sólo si Donald Trump “suaviza” algunas de sus políticas plantadas durante su campaña.

En el supuesto de que esto no llegar a ocurrir, puede significar una grave fuga de capitales en nuestro país.

El INE quiere probar el uso de Apps en las siguientes elecciones

El INE quiere probar el uso de Apps en las siguientes elecciones

En una prueba piloto, el INE dio los primeros pasos para que los funcionarios de esta instrucción puedan empezar a realizar pruebas con diversas aplicaciones móviles para ver si se pueden utilizar en los procesos electorales del año entrante y por supuesto en el 2018, año en el que las elecciones en México designarán a un nuevo jefe del Poder Ejecutivo Federal.

Obviamente los teléfonos móviles que estarán habilitados para esta clase de ejercicio, sólo serán los que pertenezcan a funcionarios íntimamente ligados con este organismo.

Lo que se busca es que para mediados del 2018, se tenga todo listo para que el INE pueda recibir datos en tiempo real sobre el estatus de operación y funcionamiento de las casillas, la recepción y transmisión de información de éstas hacia el distrito que les corresponde y también en la publicación de resultados.

El software en cuestión ya tiene nombre “Sistema de Información de la Jornada Electoral) la cual fue promovida por una de las áreas del Instituto. En pocas palabras se tratará de una herramienta informática capaz de reflejar en la pantalla del celular, los datos más relevantes que vayan ocurriendo dentro de la jornada electoral, a fin de garantizar que los procesos de elección popular se lleven a cabo sin mayores incidencias.

Entre otras de las tareas que se podrán hacer ahí, será verificar la hora de inicio de operaciones y de cierre de cada una de las casillas a lo largo y ancho de la República Mexicana, el escrutinio de los votos, la verificación de las actas (Poniendo especial atención en el apartado destinado para las “Observaciones”.

Se espera que la etapa de pruebas concluya con el uso de esta aplicación en las siguientes elecciones en los estados de Nayarit, Estado de México y Coahuila. Se trata de algo sin precedentes (al menos en nuestro país), lo cual da pie a que tal vez en un futuro no muy lejano, los votantes también tengamos la oportunidad de ejercer nuestro derecho al voto a través de nuestro teléfono inteligente.

De momento lo que se sabe, es que esta serie de pruebas también evaluará los gastos generados por el uso constante de las redes móviles. Es decir, por medio de las redes 3G o 4G, puesto que las casillas no cuentan con servicio de Wi-Fi.

Por otra parte, aunque esto pudiera parecer un gasto sumamente importante, lo cierto es que hay muchos factores a evaluar. Por ejemplo, con el uso de los celulares ya no sería necesario que los encargados de las casillas se trasladen directamente a las oficinas distritales, sino que todo se haría de manera virtual, lo que se traduciría en menor tiempo para dar a conocer los resultados de una elección.

Se tiene contemplado de que a cada funcionario que participe en este programa se le otorgue una cantidad de dinero específica para que adquiera tiempo aire. Por supuesto, el monto dependerá de las actividades que deba realizar.

Esta no es la primera ocasión en la que el INE (antes IFE) echa mano de los recursos electrónicos y/o digitales, ya que en las elecciones de 2015 se utilizó un software para la digitalización de las actas de cada una de las casillas que se pusieron en funcionamiento en la Ciudad de México.