Normativas de los actos de campaña

La campaña electoral se define como el lapso específico en el que los candidatos a cargos de elección popular designados por los partidos políticos pueden llevar a cabo tanto acciones de proselitismo como transmisión de sus distintas plataformas, las cuales directa o indirectamente les permitirán contar con el sufragio de los electores de la nación.

Sin embargo, hay ciertas delimitaciones al momento de llevar a cabo actos de campaña. Por ejemplo, el inicio de éstas será de 90 días cuando se trate de ejercicios de índole general (como puede ser una elección federal). En contraste, si se tratara de un procedimiento de votación ocurrido en un período intermedio, el tiempo de exposición de los candidatos no debe superar un bimestre.

Normativas de los actos de campaña

La propaganda de ideas políticas debe evitar en todo momento hacer uso de palabras o expresiones coloquiales que mancillen el honor de sus competidores o de las instituciones que representan. Recordemos, que precisamente la democracia trata a cada uno de los actores, de forma equitativa para mantener un clima de igualdad.

En otro artículo presente en este blog, ya se tocó el tema referente a los gastos de campaña. Como dijimos en aquella entrada, éstos no deben superar el tope fijado por el INE, ya que ello acarrearía multas y sanciones tanto de orden administrativo como judicial, según lo determinen las autoridades competentes.

Por otra parte, se dice que los actos de campaña tienen que empezar forzosamente al día siguiente en el que los candidatos han sido registrados de manera oficial, por cada uno de los organismos políticos que aparecerá en la boleta. Lógicamente, si se trata de un aspirante que proviene de una coalición, se necesitará la presencia de un registro colectivo. Asimismo, las actividades proselitistas deben cesar como mínimo 72 horas antes de que se abran las casillas.

Dentro de la ley de elecciones de México se contempla que los candidatos tendrán a su disposición los medios de comunicación para externar su derecho de réplica, cuando detecten que la información presentada en anuncios o noticieros, se haya tergiversado por problemas en la edición.

Un postulante no tiene límite en cuanto al número de personas que vayan a escuchar su discurso. Es decir, puede hacerlo en una explanada grande o pequeña. De hecho, el único límite fijado por los códigos vigentes es velar por el respeto a las actividades privadas de sus oponentes. Dicho de otra manera, ninguna persona que se haya enlistado para ser electa, podrá difamar a otros, refiriéndose a asuntos tales como su familia.

Regresando al tema de los medios de comunicación, éstos tienen la obligación de retirar al menos ocho días antes de que inicie la elección, cualquier tipo de encuesta en donde se vea la preferencia de los electores, puesto que esto puede influir en la intención del voto de gran parte de la población.

El sufragio debe ser ante todo libre, individual y secreto, de modo que un tercero no pueda beneficiarse de este derecho constitucional. Por último, los spots de radio y televisión no tienen ningún costo para las organizaciones políticas.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment