Proceso y emisión del voto

Los votos emitidos por los ciudadanos, solamente se recibirán en las mesas de casilla, dispuestas en el lugar en donde se colocarán las urnas correspondientes a la elección en México que corresponda en el calendario. Es decir, pueden ser federales o locales.

Un aspecto notable de la instauración de las mesas de casilla, es que estas están únicamente conformadas por ciudadanos comunes. Es decir, personas que no pertenecen a ninguno de los partidos políticos registrados.

Proceso y emisión del voto

Estas personas son elegidas por el INE mediante un sorteo, dependiendo la letra con que inicie su apellido. La conformación de estos mostradores estarán integrados de la siguiente forma:

– Un presidente, que a su vez es el encargado de dirimir cualquier conflicto que se presente dentro de la casilla. En otras palabras, este individuo está facultado para llamar a la policía si contempla algún episodio de violencia.

– Secretario.

– Dos escrutadores.

– Tres suplentes generales.

Para el proceso de votación la instalación de las casillas debe hacerse por lo menos una hora antes del inicio de la jornada electoral. Recordemos que éstas deben abrir sus puertas a las ocho de la mañana a nivel nacional.

El asentamiento en donde se colocarán, depende de lo designado por el Consejo del Instituto Nacional Electoral. Puede ser un sitio público como una escuela, una casa de la cultura o bien un domicilio particular.

Las personas emitirán su sufragio de acuerdo al momento en que hayan arribado a la casilla. También es importante que a la entrada de la misma los votantes presenten su credencial para votar con fotografía vigente, a fin de que uno de los funcionarios de casilla compruebe que en efecto sus datos se encuentran en el padrón de esa zona.

Luego de que la información es correctamente verificada en la lista nominal, el votante comienza a recibir las boletas que requerirá para cumplir con este deber ciudadano. (El número de éstas variará en función de los cargos políticos en disputa).

Posteriormente, el ciudadano avanzará hasta donde se encuentran las mamparas. Cabe destacar que si algún individuo presenta una discapacidad, podrá pedir la ayuda de uno de los funcionarios, ya sea para que le faciliten una plantilla o bien para que lo ayuden de manera personal a tachar la boleta.

Hablando de esto, no se debe olvidar que los ciudadanos tienen la obligación de marcar con una X únicamente uno de los logotipos que aparezcan en la boleta, ya que de lo contrario el voto se consideraría como nulo.

Una vez que haya terminado con esta parte del proceso, el ciudadano debe doblar las boletas y depositarlas en cada una de las urnas. Para que esta labor se lleve a cabo de una forma mucho más rápida, el INE elabora sus papeletas con un borde de color distintivo que coincide exactamente con el de la urna. Sin embargo, si algún voto se llegara a introducir a estas de forma equivocada, no hay nada que temer, pues los funcionarios de casilla lo depositarán en el sitio en donde pertenece.

Luego de que se cierre la casilla, los funcionarios de la mesa comenzarán el conteo de los sufragios, sin dejar de lado que esta actividad será monitoreada por los representantes de los partidos políticos que hayan asistido a este ejercicio ciudadano.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment